Las Aceleradoras Invierten en Ti. 

Las aceleradoras construyen su modelo de negocio para acompañar a los emprendedores y compartir los riesgos propios de emprender, de tal manera que de no resultar exitoso el emprendimiento, pueda la Aceleradora asumir la pérdida de su inversión aplicada a la formación, sin ver afectado su negocio, y el emprendedor pueda iniciar nuevamente otro emprendimiento, poniendo en práctica todo el aprendizaje obtenido de la experiencia pasada, sin tener que verse enfrentado a la quiebra por el uso de todos sus ahorros o recursos, y muchas veces el de sus familiares.

Estadísticas.

Los indicadores en el mundo señalan que de cada 100 emprendimientos, solo el 5% sobreviven, el 3% pueden llegar a ser exitosos, pero solo el 1% tiene la posibilidad de ser una gran Startup.

Las Aceleradoras van por ese 1%. Saben que si lograr descubrir ese 1 %, les ayudará a recuperar su inversión y a ganar dinero, y para descubrirlo, trabajan duro con los emprendedores, creando un ecosistema que sirva como plataforma para que eso sea posible.

Las Aceleradoras Invierten en Ti.

Las Aceleradoras prestan servicios y programas de apoyo a los emprendedores. Pero a diferencia de otros modelos de negocios, estos servicios y programas son considerados como una inversión -parcial o total- de la Aceleradora cuyo retorno procurará se haga a través de su participación accionaria en la empresa o venta posterior de sus acciones, en posterior rueda de inversión.

Las aceleradoras invierten principalmente en la formación de los equipos emprendedores para asegurar que descubran y validen modelos de negocio que las hagan lograr métricas de crecimiento importantes hasta llegar a ser considerado el proyecto una potencial Startup, apetecible por el mercado y otros inversionistas.

Entregan a los participantes de sus convocatorias más de lo que un simple facilitador, profesional o asesor entrega. Su objetivo es hacer que ese emprendimiento sea realmente exitoso, y hará todo lo que este a su alcance para ayudar al equipo emprendedor para que logre ser una gran empresa.

Nuestro Programa de Aceleración.

Los Programas de Aceleración, son programas intensivos que hacen crecer la Startup y al  equipo emprendedor con un alto nivel de exigencia práctico, acompañado de mentores, coachs y expertos, u otros servicios, y se convierten en verdaderos desafíos que marcan un antes y después en cada emprendimiento.

Estos programas estan diseñados para trabajar sobre emprendimientos reales y con emprendedores reales. En ellos se exigen el cumplimiento de metas y objetivos. La dedicación es casi exclusiva dado su nivel de exigencia. Cuenta con mentores, coach, asesores, espacios de trabajo, servicios y conectividad con una red, todos orientados a hacer que tú negocio sea algo extraordinario.

Startup Venezuela utiliza por diseño el Bootcamp, lo que permite vivir la experiencia con mayor intensidad y efectividad.

Se centra en el desarrollo de nuevas competencias por parte de los emprendedores, en el conocimiento de las narrativas empresariales emergentes, en la adquisición de nuevas prácticas que le ayudaran a crecer, y en el coaching, asesoría y mentoría para solucionar los obstáculos que les impiden avanzar y crecer.

Como veraz no se trata un simple taller o curso, es mucho más que eso. Es acelerar el crecimiento de tú empresa en el tiempo. Lo que ocurre en un lapso de 10 años, aquí pasa en meses, y para eso hay todo un equipo de asesores y servicios apoyando.

Mis Primeros Pasos.

Una startup puede ser llevada a cabo por cualquier persona, solo es necesario tener una idea innovadora y la capacidad de comprometerse y creer en esa idea.

Si quieres iniciar una startup y no sabes cómo empezar aquí tienes una guía de hacerlo.

Ten una idea innovadora.

Atrévete a soñar y a diseñar una idea que pueda cambiar el mundo, de eso se trata tener una idea innovadora.

Reflexiona sobre las necesidades de las personas que te rodean, descubre y conéctate con tu propósito y da espacio a la creatividad para generar un producto o servicio que logre revolucionar el mundo.

Empieza en fase de pruebas.

Cada startup comienza a partir de una fase de prototipo, en la que el modelo de negocio se prueba dentro de tu público objetivo, pero en un muestreo reducido.

Lanza esta versión básica, más conocida como Producto Viable Mínimo o MVP (por su sus siglas en ingles)  y observa los resultados que obtienes, sin dejar de analizar la reacción del público sobre ella.

Evalúa la posibilidad de seguir adelante.

La fase de pruebas traerá las respuestas que buscabas en cuanto a la viabilidad de tu idea. Si el negocio se reveló razonable y tuvo un buen desempeño en este momento inicial, ese puede ser el sello necesario para continuar con tu idea de startup.

A partir de estas pruebas, también es posible e importante hacer adaptaciones para llegar al modelo final de tu empresa.

Busca socios.

Comenzar solo es siempre muy difícil. Las empresas necesitan diferentes competencias para salir adelante, entonces seguramente tendrás que recurrir a un socio, es decir, un futuro socio.

Busca personas de confianza, que compartan tu visión y que tengan capacidades complementarias a la tuya. Esto garantiza la eficiencia de tu startup cuando se lanza al mercado.

Presenta tu idea de forma sólida y mantente atento a las oportunidades de contar con esos aportes.

El Emprender es un Juego de Equipos.

Uno de las cosas que queremos cambiar en Venezuela, muy particularmente, es la práctica solitaria del emprendimiento.

Emprender es muy duro y requiere de esfuerzo y mucho tiempo de dedicación. Muchos ven al emprendimiento como un hobby, pero lo que hemos descubierto con nuestra experiencia es que quienes no le dedican el 100% a sus emprendimientos, difícilmente podrán convertirlos en una gran empresa. La mayoría fracasa antes del quinto (5) año de haber iniciado.

Con algunas raras excepciones, la sociedades y el trabajo en equipo, son signos comunes de las grandes organizaciones. Lograr el éxito no es fácil pero acompañado suele ser más rápido.

Se juega en equipo.

El emprendimiento es un juego que se juega en equipo. No es como el esgrima, la natación o las artes marciales (aunque hay categorías en equipo). La suma de talentos, visiones y miradas deferentes hacen enriquecedor el trabajo de diseño del emprendimiento.

No todo el mundo tiene habilidades M, es decir, más de una habilidad que permite el desarrollo de competencias ágiles en una organización. Pero cuando de juntas varios con sus distintos talentos, entonces nacen la competencias T, en donde tú mayor fortaleza sirve de pilar a la organización en un área determinada pero permite que participes en otras aunque no sea tú fuerte.

Ambientes Colaborativos: Coworking

Cuando trabajas en ambientes colaborativos como los Coworking, ocurre que el talento desarrolla mejores competencias y logran expandir mejor su potencial. Hace que la construcción se convierta en una co-construcción y que el feedback y la interacción con otros, aumenten la eficiencia y mejore los resultados del trabajo. Lo que allí se genera es mucho mayor y mejor que lo que resulta generalmente del trabajo individual. Todo es más rápido y sencillo, las ideas fluyen y su validación corre a velocidades extremas.

Una creencia que limita a muchos emprendedores es creer que las sociedades y el trabajo colaborativo, es malo. La mayoría de nosotros hemos sufrido una decepción en nuestras vidas por parte de un buen amigo o familiar. Esto hace que se instaure en nuestro sistema de creencia, la desconfianza en asociarse o aliarse con un igual.

El socio ideal.

El 98% de los emprendimientos en Venezuela son en solitario. Desactivar esta creencia y mostrar que lo mejor es una sociedad, aun con los riesgos y dificultades que conlleva vivir un mundo compartido, es vital para nuestra Nación.

Busca Asociarte con alguien que le pueda aportar valor al proyecto, que pueda generar el compromiso de hacer crecer el mismo. Una persona por el simple hecho de estar desempleada o sin hacer nada, no tiene porque agregar valor a tu empresa. Busca asociarte con las personas con los talentos y competencias que necesite tú emprendimiento. No importa que no sea tú amigo o familia, tú empresa necesita valor.

Los canales de conversaciones entre los socios va a constituir el mayor desafío para el liderazgo de la empresa. Son el tipo de conversaciones y la manera como se dan la formula para mantener a una sociedad empresarial sana. Nada más comience a aparecer los desacuerdos y dudas, debes canalizarlos a través de las conversaciones, acuerdos o compromisos. Gestionar el conjunto de acciones que se requieren para esos acuerdos es la clave del éxito de toda sociedad.

Bueno, ya sabes, el emprendimiento es un juego en equipo, busca a las personas con las competencias que necesita tú empresa, que aporten valor, y por sobre todas las cosas, que comparta un propósito similar al tuyo y al de la organización.

El Ser Emprendedor

La mayoría de post, libros y comentarios sobre emprendimiento, se basa en lo externo, en las condiciones y fuerzas externas que ayudan al emprendedor y su emprendimiento. Son entregas de formulas para que el emprendedor sea exitoso.

Nuestra experiencia trabajando con emprendedores ha evidenciado que los factores más comunes que influyen en el éxito o fracaso del proyecto emprendedor están adentro del emprendedor. A veces en lo más profundo de su ser. Esto no quiere decir que lo externo no sea importante, claro que importa, pero es el SER en sí mismo el mayor obstáculo en la creación de las nuevas empresas, desde la perspectiva de la experiencia Venezolana.

Conoce tus Limitaciones.

En la mayoría de los casos, las limitaciones internas del propio emprendedor, son las principales causas del fracaso del proyecto emprendedor.

De tal manera que conocer y tratar estas limitaciones, es una competencia fundamental para todo emprendedor, y es aquí donde el Coaching y la Psicología Positiva, están aportando valor al arte de crear nuevos mundos.

Un buen emprendedor debe revisar sus limitaciones y entender cuales son sus puntos ciegos. Los primeros se refieren a las experiencias (miedos sobre todo) y su sistema de creencias (prejuicios), y lo segundo, a aquellas debilidades que no somos capaces de ver (por eso se llaman punto ciegos), y que requieren que otra persona nos la muestre para poder mejorarlas. De forma que preguntarle a tu equipo de trabajo y clientes de cómo te ven, y mantener una escucha activa, es una buena estrategia, algunas veces dolorosa, pero en su mayoría esclarecedora.

Asegúrate de Estar en Buen Momento.

Antes de emprender asegúrate de estar en buen momento para ello. Si estas pasando por situaciones duras, tal vez no sea buen momento para iniciar un negocio. Por ejemplo, si estas en proceso de divorcio, es posible que sea buena oportunidad para revisarte por dentro, pero no para someterte al estrés e incertidumbre que un emprendimiento conlleva. Igual si estas enfermo, aunque a veces, para las personas como yo, el emprendimiento y la innovación constituyen una terapia extraordinaria de crecimiento y sanación. Por eso la decisión de emprender siempre será tuyo.

Busca ayuda profesional (Psicólogo y un Coach) para que te acompañe desde el principio en el viaje interno del emprendedor. No lo veas como un gasto innecesario, créeme que será fundamental para el equipo emprendedor.

Concientiza tus puntos débiles, tus defectos, temores, entre otros, y trabájalos, pero también tus fortalezas, dones y habilidades, y explótalos.

Un buen Pitch es Fundamental

Comunicar una idea de forma rápida y efectiva es una competencia que debe cultivar todo emprendedor desde el mismo momento en que aparece una idea en su cabeza.

¿Qué es un Pitch?

Agarra fuerza en el mundo del cine. El famoso Elevator Pitch, proviene de la práctica de los escritores de obras cinematográficas a quienes concederles una entrevista en la holgada agenda de los productores, era casi imposible. Lo que hacían era que se iban a sus oficinas a hacerles la cacería en el lobby del edificio y cuando venían se metían con ellos en el ascensor, y aprovechaban los segundos que duraba el ascensor en llegar al piso de la oficina, para contar su idea, y si era interesante, allí era cuando el productor le daba una tarjeta y concertaba una cita con él con el fin de terminar de hablar sobre el proyecto.

Esta competencia se ha convertido en un arte que todo emprendedor debe desarrollar. Existe todo un entramado para que los emprendedores y sus proyectos generan esta competencia de forma permanente. El networking y los evento de presentación de ideas y proyectos, son el día a día en los grandes ecosistemas emprendedores del mundo.

Robando ideas.

Entre algunos casos reales y otros ficticios del cine, aun existe en américa latina el gran mito del plagio de la idea. Los emprendedores aun oído sobre algunos de los grandes emprendimientos que supuestamente han sido copiados.

Pero la verdad es que estudios científicos han determinado que cuanto a una persona se le ocurre una idea, por lo menos a unos 17 millones de personas en el mundo, también se le ha ocurrido una idea similar a esa.

La experiencia nos ha dicho que la diferencia esta en la persona, o equipo de personas, que son capaces de ejecutarla. El que generes una idea no significa que la vas a ejecutar. De igual manera, hemos podido evidenciar que en la mayoría de los casos, la idea es ejecutada por su creador originario. Cuando una persona trata de robarse una idea de otro, generalmente no es capaz de llevarla a cabo. Se trata de la inspiración natural que una idea mantiene vinculada a su autor.

La verdad es que ese mito esta cambiando por otra forma de ver la cosa. Veamos por qué:

  1. Necesitas darle forma a tú idea, y ha diferencia de lo que dice el mito del robo intelectual, la mejor manera de hacerlo es contándosela a otros. Es a través del feedback que la alimentarás y podrás darle mejor forma a tú idea. Así que preparar un Pitch para contarla a la comunidad de emprendedores, es fundamental.
  2. Requerirás del apoyo de tus padres, familiares o amigos, y nada mejor que practicar el Pitch con ellos. De eso dependerá que tú idea tenga un primer apoyo, o por el contrario, a sus primeros detractores.
  3. Tus futuros socios te apoyaran si lo que escuchan es atractivo y conecta con sus emociones, propósito de vida y necesidades. Pero también, el equipo de trabajo dependerá de cómo conectas al talento con tú proyecto.
  4. Finalmente, si quieres levantar capital para el desarrollo de tú negocio, tendrás que aprender a contar tú idea de forma magistral. La conversación con un inversionista necesita preparación y agilidad.

¿Cuando esta listo un emprendedor para preparar un Pitch?

El diseño de un Pitch es una competencia que se cultiva y desarrolla solo a través de la practica, de tal manera, que desde mi experiencia, los mejores Pitch son aquellos que se practican una y otra vez desde el mismo principio de la idea de negocio.

No existe un solo Pitch. Cada audiencia (familia, socio, cliente o inversionista) requieren de un pitch distinto, diseñado especialmente para lograr los objetivos de cada conversación. Por lo que el diseño de la conversación del Pitch es necesario.

Pero no olvides que quién escucha el pitch lo hace desde su propia experiencia y sistema de creencia, por lo que no es cierto que tú mensaje sea escuchado de igual manera por todos los que lo oyen, por muy bien diseñado y elaborado que sea. De manera que validar la escucha a través del feedback es la parte más importante de las competencias que debes desarrollar. Ir preparado para hacer feedback con tú interlocutor es una tarea que solo a ti te corresponderá.

El Modelo de Negocio

Cientos de emprendedores creen que tener un producto es tener un negocio. Por eso se conforman con tenerlo y se centran solo en como promocionarlo y venderlo. Ignoran que una empresa o Startup, es mucho más que eso.

La mayoría de emprendimientos fracasan por quedarse sin dinero. Y generalmente esto sucede porque no tienen un mercado o cliente dispuesto a pagar por él. Un modelo de negocio que asegure ventas reales y crecimiento constante, disminuirán la posibilidad de fracaso.

Modelo de Negocio – Plan de Negocio.

Y escuchen bien, sobre todo si eres de Venezuela, cuando digo un modelo de negocio no hablo de un Plan de Negocio. Lo primero que debe descubrir el emprendedor es cual es el modelo de negocio que hará exitoso su proyecto. Lo segundo es validar las hipótesis que te llevaron a diseñar dicho modelo de negocio, a través de experimentos que concluyan en un producto mínimo viable funcional que te permita obtener datos reales.

Y no es sino luego de que hayas validado y obtenido estos datos reales cuando escribirás un Plan de Negocio real, creíble y serio. Evita pagar expertos para que te hagan un plan de negocio antes de probar tus hipótesis. Ese Plan no aguantará el primer día de ejecución de tú proyecto.

Modelos de Negocios Poderosos.

Recuerda que una Startup o emprendimiento, es una organización temporal que esta en búsqueda de su modelo de negocio. La forma en que captan y entregan valor es la premisa básica de la fase inicial de todo gran negocio.

En Venezuela los emprendedores están ocupados solo en vender, y poco se ocupan de desarrollar clientes y modelos de negocios poderosos en la fase temprana, que les aseguren posteriormente las grandes ventas que ellos necesitan.

Hoy en día existen increíbles e innovadoras herramientas para descubrir, diseñar, validar e iterar en tú modelo de negocio. A nosotros nos gusta Lean Startup y Canvas como herramientas de diseño y gestión de la innovación en las fases tempranas. No son las únicas, pero si las principales a nuestro modo de ver.

Un Reto Doloroso.

Descubrir tú modelo de negocio es doloroso, pues siempre tendrás que cambiar y abandonar elementos que tú creías que era una verdad, pero que cuando lo conversas con tú cliente te das cuenta de que esa verdad solo estaba en tú cabeza, y créeme, eso duele. La mayoría de los emprendedores se enfrascan en lo que tienen en sus ideas e hipótesis, pero si quieren triunfar, tendrá que acostumbrarse a construir su modelo de negocio y propuesta de valor sobre la base de lo que sus clientes quieren y necesitan.

Diseñar tú modelo de negocio centrado en el cliente, hará que sea tan bueno que nunca le faltará mercado, y si tienes mercado y clientes, entonces no te quedarás sin dinero. Nada como diseñar tú producto y empresa sobre la base de lo que el propio cliente diga, eso asegurará un cliente satisfecho y leal.

Imagínate que puede ocurrir si construyes desde el principio el producto con los insumos aportados por el mismo cliente que te va a pagar por él. ¿Qué crees que va a ocurrir cuando termines de desarrollar tú empresa y producto, con toda la inversión que eso conlleva? Si fue el mismo cliente quien te fue cooperando y dando insumos para su construcción, diciéndote que necesita y como le gustaría tenerlo, entonces lógicamente que al presentárselo te lo quitará de las manos.

Pero además, lo más interesante de este método es que con los experimentos previos ejecutados para el desarrollo del modelo de negocio, vas acumulando un listado de futuros clientes a quienes podrás hacer tus primeras y ansiadas ventas, a esto lo llaman Desarrollo de Clientes, y es la primera fase del Lean Startup.

Te recomendamos.

Le recomendamos a todo emprendedor que se esta iniciando en el arte de crear empresas, que inicien viendo el fascinante y versátil Curso sobre Lean Startup o Desarrollo de Clientes de Steve Blank que encontrarás con solo teclearlo en Google. Les recomiendo lo vean en Unimooc.

No olvides incorporar a tú modelo de negocio la narrativa de lo digital, eso lo hará crecer. Tampoco dejes de apuntar a los grandes problemas del planeta, eso te hará global. Descubre la anomalía y construye una solución al problema. Cambia el sistema, hackealo, eso hará la diferencia entre tú compañía y la competencia.

Ya sabes, no avances en tú proyecto sin antes descubrir y diseñar tú modelo de negocio, hazlo centrándote en el cliente y no en ti. Descubre su gran problema y diseña una solución innovadora y atractiva, lo estético o esbelto cuenta. Experimenta rápido y valida. Si vas a fracasar que sea rápido y económico. Evita grandes inversiones sin antes tener la certeza por parte del cliente de que tienes en las manos una oferta de valor tan increíblemente buena como para que él pague por ella. Y si no es así puedes abandonar ese proyecto e iniciar uno nuevo antes de quedar en la ruina.

Finalmente, se es emprendedor, emprendiendo, no leyendo y escribiendo sobre emprendimiento, así que acumula millas de práctica con tus éxitos y fracasos, pero debes salir al ruedo probando el modelo de negocio, eso te hará un experto confiable. Y tener un Producto Mínimo, te hará atractivo para los inversionistas. Ideas en el papel no tiene valor hoy en día, lo que importa es que el equipo emprendedor sea capaz de ejecutarla.

Diseñando el Pitch Ideal

El Pitch acompañará al emprendedor desde el primer momento en que la idea le viene a la cabeza, hasta el final de su desarrollo e implementación.

Diseñando un Buen Pitch.

Diseñar la conversación del pitch es algo que debería ser el día a día de todo emprendedor. Existen algunos trucos que te ayudaran a hacerlo de forma muy intuitiva.

El Libro El Power Pitch, es en mi criterio, lo mejor que hasta ahora se ha escrito en esta materia. Pixel acaba de publicar también un trabajo importante en esta área, basado fundamentalmente en el poder de contar una buena historia.

La mejor forma de hacer un pitch es contando una historia poderosa que cautive y conecte. El historytelling es una herramienta que te puede ayudar. El mitógrafo estadounidense Joseph Campbell en 1949, con su Obra El Héroe de las Mil Caras, hace alusión a un patrón que tienen todos los cuentos, leyendas e historias populares.

Ese mismo patrón aún se mantiene, y Pixel se han convertido en unos expertos en el tema.

Toda buena historia tiene un enemigo (el problema a solucionar) y un héroe (la solución y el equipo desarrollador), y una trama para llegar del punto de inicio, al clímax y su posterior al cierre (el cómo).

A diferencia de lo que te enseñaron en el Colegio o Universidad, la mejor historia que se cuenta es aquella que puedes hacer sin necesidad ni ningún material audiovisual de apoyo. Así que dile no a las presentaciones aún cuando en los casos de procesos estructurados de inversión deben traer consigo un buen Desk o presentación para el inversionista.

Un buen Pitch debe Cumplir con Algunos Criterios Básicos.

  1. Debe ser Irrefutable. Es decir, debe estar bien argumentado. Eso si, con pocos datos, solo lo suficiente, y trata de que no sea de cuestiones muy técnicas. No basta con decir que tú idea va a cambiar al mundo, debe comprobar con datos, cómo y por qué lo va a cambiar.
  2. La persona que lo escucha por primera vez debe ser capaz de repetirlo sin necesidad de tener que repetirlo. Aquí lo fundamentales la narrativa, la historia que cuentas y como la cuentas.
  3. La persona que lo dice debe transmitir credibilidad. Si te da miedo hablar en publico busca a otro miembro del equipo que lo pueda hacer o trata tus miedo con un experto. Toda historia tiene sus áreas oscuras. Nada en el mundo es perfectos, y tus socios, aliados, clientes o inversores, quieren conocer no solo cómo salvaras al mundo, también quieren saber el costo de eso y los riesgos de fracaso que se corren.

El performance cumple una función clave. Ten cuidado como te vistes, como te paras, que haces con tus manos y asegúrate de no cargar nada puesto que distraiga a tú interlocutor. La técnica de las charlas TEDx son fantásticas, un circulo de color –real o imaginario- para que no te muevas tanto te podrá ayudar.

  1. Todo el que escucha el pitch debe desear lo que tú historia quiere transmitir.

Hay unas bases que debes tomar en cuenta:

  1. El lugar.
  2. La Audiencia.
  3. El objetivo o metas a buscar.

Finalmente un buen diseño de tú pitch debe contener:

  1. El Problema a solucionar.
  2. La Solución.
  3. La Ambición.
  4. Cómo se ejecuta.
  5. El cierre y llamado a la acción.

Resume todo en 30 segundos. Nunca mayor tiempo, aunque existen pitch de 60 seg, 1 min a 5 min. La idea es te hagas un experto haciéndolo en el menor tiempo y 30 segundos es suficiente, ya verás. La práctica te ayudará. Deja que el resto quede para el feedback. No te preocupes, si logras conectar a la audiencia ella te concederá más de una oportunidad para que termines de contarles sobre tú idea.

Practica tú pitch con tus amigos, tú familia, socios, trabajadores y futuros clientes. Cuéntales en la calle. No tengas miedo ni pena. Si estas consciente de que se trata de práctica y aprendizaje para agarrar destreza y desarrollar competencias, entonces no te dará pena. Sabrás que el equivocarse es parte del ejercicio, y probar una y otra vez te hará un experto.

 

Un Propósito Mayor.

¿Qué hace que empresas como Apple, emprendedores como Elon Musk y personas como la Madre Teresa de Calcuta o Marthin Luther King, tengan los seguidores que tienen y logren hacer las cosas que hacen?. Aquí hablaremos sobre la historia que todo emprendedor quiere protagonizar.

¿Por dónde iniciar con un Emprendimiento?

En primer lugar quiero que sepa que nunca  emprender es fácil. Es un camino lleno de incertidumbre, complejidad, volatilidad y ambigüedad. Es recorrido desconocido donde todo está por descubrirse. Por eso se requiere más que una buena idea, ganas y disposición, para ser éxitoso.

Anclar tú emprendimiento al Propósito de Vida personal, le da sentido al acto de emprender, paciencia a su recorrido, fortaleza en el tiempo, y persistencia en los objetivos. Fallar es un obstáculo más a superar, y por encima de las dificultades, cumplir el propósito de vida, uno mayor y transcendental, es el que te inspirará y motivará a seguir adelante.

Si tú motivación es solo económico ocurrirá que en cuanto descubras que producirlo no es tan sencillo, entonces te rendirás y pensarás que nada vale la pena si generar dinero no hace.

Descubre tu Propósito de Vida.

Tus talentos hacen que cuando operas con ellos te sientas en tú elemento. Eso permite que la pasión y las ganas de hacer las cosas, te llenen de alegría y disfrutes del recorrido. De allí que dicen que si trabajas en algo que te gusta, entonces trabajas para ser feliz.

Por otra parte, desde pequeños vamos construyendo una visión de vida basada en los sueños, anhelos y experiencias. Soñamos en las diferentes etapas de la vida con distintas cosas. Y cuando pensamos en el final -en la muerte-, imaginamos una vida con metas cumplidas, y esperamos que los demás -nuestros hijos y nietos- tengan un concepto determinado sobre nuestro breve paso por la tierra.  Esto es lo que se llama legado. Todos tenemos un legado que dejar en esta tierra.

Si juntamos estas tres (3) cosas: sueños, talentos y legado de vida, podríamos descubrir e identificar nuestro propósito de vida. Elige de todos tus sueños aquel que puedas realizar haciendo uso de tus talentos y con el que puedas cumplir el legado de vida que quieres dejar.

Dinámica para Descubrir Tu Propósito.

Creemos firmemente que la definición de un propósito es sumamente importante para un emprendedor, por eso queremos brindarte una dinámica que pueda ayudarte a descubrir el propósito para el que estás vivo.

Por esto te animamos a realizar un listado de 10 sueños y 5 talentos  que tengas, y escribas un artículo de periódico que hablará sobre tú vida al momento de tú muerte. Imagina que eso ocurrirá en 50 años. Plasma todo aquello por lo cual quieres ser recordado.

Esta dinámica te ayudara a visualizar el legado que quieres construir y ejecutar a lo largo de tu vida, también te instamos a que te conectes con tus creencias y tu fe y te dejes guiar por la fuerza de tus convicciones.

Soluciones Innovadoras.

Si quieres ser disruptivo y diferenciarte de la competencia, vas a tener que hacer algo más que un producto nuevo y atractivo.

Las personas creen que innovar es tecnología, invención o creatividad. En realidad cuando hablamos de innovación nos referimos a la capacidad de construir grandes e ingeniosas soluciones a un GRAN PROBLEMA común para nuestros clientes

¿Qué dicen las empresas tradicionales?

Uno de los principales errores de los emprendedores es pensar que por tener un productor ya tienen una empresa innovadora. El pensamiento tradicional cree también que la manera de hacer crecer la empresa es entregando ese producto a un precio más económico para poder competir y ganar mercado en relación a la competencia.

En realidad una empresa innovadora no se preocupa por bajar los precios ni por competir, esta se centra en descubrir un gran problema que resolver, una anomalía en el sistema que le permita construir una solución igualmente grande y poderosa que aporte valor y tenga un mercado interesado en pagar por ella. Esa solución no tiene porque ser compleja. Lo sencillo y esbelto es mejor, decía Steve Jobs.

Por eso lo primero que hacemos antes de seguir adelante con un modelo de negocio es asegurarnos de que el equipo emprendedor se tome el tiempo necesario en descubrir el problema que quieren solucionar y las personas o mercado que tienen ese problema. El problema debe estar claramente enunciado. Hacernos las preguntas correctas es una competencia importante que todo emprendedor debe desarrollar.

Te Recomendamos.

La película del Juego de la Fortuna, con Brad Pitt, en donde se muestra claramente este fenómeno.

Validar nuestra hipótesis de problema con el cliente es fundamental. A veces en la validación el problema descubrimos que es otro tal problema, o que hay un problema aún mayor que resolver. Podemos detectar a tiempo que lo que pensamos que es un problema, realmente no lo es para el cliente, y que lo que realmente lo que tiene es una preocupación.

Aprovecho para decirte que cuando hablamos de problemas en este contexto de búsqueda del modelo de negocio, debemos entender también por ello, a la necesidad, preocupación o dolor que el cliente puede tener, aclarando que cada una de ellas tiene su propia definición y que no constituyen lo mismo en el sentido estrictamente etimológico.

Concluyo diciendo: No avances hasta descubrir y tener claro el problema del cliente, y si logras detectar una anomalía en el sistema, y con ella una gran e innovadora solución, no dejes de seguir adelante pues de seguro tendrás éxito. Una empresa no quiebra por falta de productos, cierra por falta de mercado que los compre, y esto ocurre cuando tú producto o servicio no resuelve realmente un problema importante para ese segmento de mercado.

Incubadoras: Una Idea Genial.

La Incubadora de Empresas es un centro de apoyo que brinda asesorías especializadas para evaluar una idea de negocio y lograr que se convierta en una empresa formal. Esta acción es vital, ya que minimiza el riesgo empresarial y aumenta las posibilidades de éxito. 80% de los negocios que se formaron independientemente no sobreviven al segundo año de vida.

Origen.

Las incubadoras de empresas se remonta a la década de los 50, en Silicon Valley, Estados Unidos.

La Universidad de Stanford creó el primer parque tecnológico para transferir la tecnología desarrollada en la Universidad a las empresas. El éxito de esta experiencia, con la creación de nuevas compañías tecnológicas, propició la expansión de la idea al resto de Estados Unidos y Europa.

En la actualidad, existen incubadoras de empresas en prácticamente todo el mundo aunque Estados Unidos sigue a la cabeza, con más de 1.000 incubadoras y un ritmo de creación que llegó hasta una nueva incubadora por semana a finales del siglo XX.

Nuestro Programa de Incubación.

Un programa de incubación busca enfocar a los emprendedores hacia un objetivo. Un propósito mayor que le de sentido al proyecto. Acelera el diseño del modelo de negocio y aporta conocimientos y nuevas practicas al emprendedor para que se mueva con mayor destreza o agilidad frente a un mercado muy competido, y logre las metas trazadas por el emprendimiento.

Startup Venezuela, tiene como propósito acelerar la transición hacia una nueva generación de emprendedores en Venezuela. Esto significa que queremos elevar y desafiar el perfil emprendedor en la Nación. Creemos que empezar por las Universidades e influir en el Talento que allí hace vida, es fundamental. Por eso, hemos creado el Programa de Incubación de Empresas, sin ser una Incubadora. Queremos multiplicar nuestro mercado y preparar en las etapas tempranas, a los futuros emprendedores que luego llegaran a la Aceleración, mientras se generan por parte del Estado, las Universidades u otras entes privados, nuevas Incubadoras y Aceleradoras de Negocios.

Para lograr esto, el programa pone al emprendedor frente a un proceso de descubrimiento y aprendizaje (formación) a través de la experiencia y el coaching, transferencia de conocimiento y experiencia, así como acompañamiento, mediante asesorías y mentorias, servicios necesarios como espacio, internet, recepcionista y una red de contactos,  e incluso, en el mejor de los casos, financiamiento para capital semilla.

A veces estos programas de incubación vienen acompañados de una revisión del desarrollo de la idea de negocio (Preincubación). Es el caso nuestro, Startup consciente que en Venezuela no existe quien atienda esa fase de pre incubación, desarrolla eventos de diseño tendientes a revisar el problema y la idea de negocio para resolverlo. Adicionalmente, nuestro programa viene acompañado de una Post-incubación, consistente en un Programa de Mentoría para los mejores proyectos incubados, ganadores del Demo Day. Este programa de mentoría viene acompañado de otorgamiento de espacio físico, servicios de asesoría, coaching, entre otros, por 6 meses de duración, para que la empresa se consolide y pueda luego optar por el Programa de Aceleración.