El Ser Emprendedor

La mayoría de post, libros y comentarios sobre emprendimiento, se basa en lo externo, en las condiciones y fuerzas externas que ayudan al emprendedor y su emprendimiento. Son entregas de formulas para que el emprendedor sea exitoso.

Nuestra experiencia trabajando con emprendedores ha evidenciado que los factores más comunes que influyen en el éxito o fracaso del proyecto emprendedor están adentro del emprendedor. A veces en lo más profundo de su ser. Esto no quiere decir que lo externo no sea importante, claro que importa, pero es el SER en sí mismo el mayor obstáculo en la creación de las nuevas empresas, desde la perspectiva de la experiencia Venezolana.

Conoce tus Limitaciones.

En la mayoría de los casos, las limitaciones internas del propio emprendedor, son las principales causas del fracaso del proyecto emprendedor.

De tal manera que conocer y tratar estas limitaciones, es una competencia fundamental para todo emprendedor, y es aquí donde el Coaching y la Psicología Positiva, están aportando valor al arte de crear nuevos mundos.

Un buen emprendedor debe revisar sus limitaciones y entender cuales son sus puntos ciegos. Los primeros se refieren a las experiencias (miedos sobre todo) y su sistema de creencias (prejuicios), y lo segundo, a aquellas debilidades que no somos capaces de ver (por eso se llaman punto ciegos), y que requieren que otra persona nos la muestre para poder mejorarlas. De forma que preguntarle a tu equipo de trabajo y clientes de cómo te ven, y mantener una escucha activa, es una buena estrategia, algunas veces dolorosa, pero en su mayoría esclarecedora.

Asegúrate de Estar en Buen Momento.

Antes de emprender asegúrate de estar en buen momento para ello. Si estas pasando por situaciones duras, tal vez no sea buen momento para iniciar un negocio. Por ejemplo, si estas en proceso de divorcio, es posible que sea buena oportunidad para revisarte por dentro, pero no para someterte al estrés e incertidumbre que un emprendimiento conlleva. Igual si estas enfermo, aunque a veces, para las personas como yo, el emprendimiento y la innovación constituyen una terapia extraordinaria de crecimiento y sanación. Por eso la decisión de emprender siempre será tuyo.

Busca ayuda profesional (Psicólogo y un Coach) para que te acompañe desde el principio en el viaje interno del emprendedor. No lo veas como un gasto innecesario, créeme que será fundamental para el equipo emprendedor.

Concientiza tus puntos débiles, tus defectos, temores, entre otros, y trabájalos, pero también tus fortalezas, dones y habilidades, y explótalos.